Las Reglas del Blackjack

El objetivo del blackjack es adquirir cartas de manera que el valor total de las mismas sume 21 o que se aproxime lo más cerca a 21, más sin que dicha suma se pase de 21. Usted puede ser la única persona que juegue contra el repartidor de cartas o puede jugar con otros, quienes también jugarán contra el repartidor de cartas. Todos los participantes juegan como personas individuales, y el monto de dinero que usted apueste no afecta el monto de dinero que otra persona apuesta. Usted colocará su apuesta inicial frente a usted en forma previa a que se reparta una ronda de cartas. Luego, el repartidor de cartas dará a cada jugador quien haya pagado una apuesta 2 cartas, las cartas se reparten recorriendo la mesa en dirección a las agujas del reloj. El repartidor de cartas también se dará a él mismo 2 cartas, y una de estas cartas será colocada cara arriba. Todos los Reyes, Reinas, Jotas, y Dieces (10s) tienen un valor de 10 puntos, y el resto de las cartas tiene un valor de su número. El As puede tener un valor ya sea de 1 o de 11, dicho valor queda a discreción del jugador.

Se logra Blackjack cuando un jugador tiene en mano un As y otra carta con figura que vale 10 puntos. Esta es, generalmente, una mano ganadora; pero, si el repartidor de cartas también tiene blackjack, ocurrirá lo que denomina empate o "push", en cuyo caso no se gana ni se pierde dinero. Ganar con Blackjack paga en una proporción de 3:2.

Tomar carta y Plantarse

Cuando usted quiere recibir otra carta, usted está pidiendo tomar una carta o un “hit”. Esto puede ser comunicado al repartidor de cartas mediante golpecitos en la mesa o un movimiento de cabeza distintivo. Sea muy claro al comunicarse, ya que una vez que una carta es repartida no puede ser puesta de vuelta en el mazo. Generalmente, usted va querer tomar tantas cartas como pueda ser posible tomar en forma segura cuando usted trata de llegar a 21 o cerca de 21. Una vez que usted cree que ya no puede aceptar más cartas, usted esta eligiendo plantarse o parar, ello debe ser comunicado al repartidor de cartas con un movimiento de su cabeza indicando 'no' o con un movimiento obstructivo de su mano sobre sus cartas. En caso de que sus cartas sumen más de 21, usted se ha pasado (en inglés "bust") y pierde el monto de su apuesta, el mismo que va en favor del repartidor de cartas.

Si las dos primeras cartas que reciben son un par, usted tiene la opción de dividir el juego (splitting) y jugar dos manos, esto se puede realizar si usted ofrece duplicar el monto de su apuesta. Luego, usted recibirá una carta para acompañar para cada una de las cartas del par y usted podrá jugar cada una de estas manos en una forma separada. Si el par está formado por un par de Ases, usted únicamente podrá aceptar una carta en cada mano. Cualquier As que usted recibe después de haber divido el par original no puede ser tomado en cuenta como parte de un Blackjack oficial.

Darse por vencido

Dependiendo del lugar en el cual usted juegue, usted tiene la opción de rendirse. Esto puede ser realizado después de ver las primeras dos cartas y le permite que usted retire la mitad de su apuesta original y deja la otra mitad por no jugar la mano que le tocó.